sábado, 27 de noviembre de 2010

Retazos poéticos

A veces la palabra surge como explosión y pincelada. Voy a ir introduciendo algunos textos poéticos, que son jirones de mi vida.

SIEMPRE, VIVIR

Saber que he de morir
y vivir sin saber
ni cuándo, ni cómo, ni por qué;
sí; vivir es morir sin descanso,
regenerarse células
naciéndome en las múltiples
de mi yo partes vitales.

Un día des-esperado
o esperado, quizá,
-¿quién sabe si en su vestido verde
o en el negro traje de la nada?-
mil millones de motas
de mi polvo vital
partirán del alba de mi cuerpo.

Y yo les gritaré
que vivan, sean, vengan:
¡Sustituid a mis células muertas!
Buscarán la aurora de un ser nuevo,
se morirán risueñas;
y mi mundo agradecido
vivirá su don en otra existencia